46.- Izquierda Unida, una olla de grillos

Diario de Mallorca, 30 de enero de 2008
Última Hora, 2 de febrero de 2008

Recientemente el dirigente de Esquerra Unida, Miquel Rosselló, decía lo siguiente: "Nosotros no necesitamos autorización de IU federal para definir nuestra política de alianzas. Somos una organización soberana y así lo recogen nuestros estatutos." No puedo creerme eso: a 200 kilómetros de aquí, su homologa Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) vive una gravísima crisis. Los hechos resumidos, son los siguientes:

1.- EUPV se fue dividiendo en dos sectores con dos cabezas visibles: Gloria Marcos, coordinadora general de EUPV; e Isaura Navarro, diputada en el Congreso. La primera representaba las tesis del PCE, dominante en IU. La segunda, reclamaba una renovación de ideas que cristalizó en una corriente interna: Iniciativa pel País Valencià (IxPV). El choque personal entre ambas fue continuo y creciente.

2.- EUPV convocó elecciones primarias para la elección de los candidatos a las elecciones generales, y los elegidos lograron casi un 90% de apoyo. Pero IxPV denunció irregularidades, e impugnó las primarias.

3.- El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, se metió por medio: apoyó a IxPV y desautorizó las primarias. EUPV replicó que es autónoma de Madrid para tomar sus decisiones, y amenaza con separarse de IU.

4.- Se convocaron nuevas primarias, y los candidatos de IxPV recibieron hasta un 90% de apoyo. La coordinadora de Madrid aprobó el resultado. No así la dirección de EUPV, que se declara en rebeldía. Crece la tensión con Madrid.

5.- Reunión in extremis para evitar la escisión. Llamazares dio un giro inesperado: abandonó a IxPV y aceptó los candidatos de EUPV. Finalmente IxPV se escinde y se presentará a las elecciones como un nuevo partido político.

A causa de la escisión, IU puede perder su diputado de Valencia. Quizá tampoco llegue al 5% de voto estatal, ni mantenga su grupo parlamentario ni la correspondiente subvención: una hecatombe. Pero lo peor es la paupérrima imagen dada por IU, que no consigue librarse de cíclicos conflictos internos que acaban con pugnas personales, escisiones, y conflictos con Madrid que desdicen su carácter federal.


Lo siento: no puedo creerme lo que dice EU sobre su autonomía. Viendo lo sucedido en Valencia, ¿quién dice que no pasará algún día en Baleares?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada