65.- El teatro romano de Palma

El Mundo-El Día de Baleares, 15 de mayo de 2008
Diario de Mallorca, 4 de junio de 2008

En 1997, el arquitecto Luis Moranta descubrió el emplazamiento del antiguo teatro romano de Palma en el interior de una manzana del centro histórico, en la Plaza de las Tortugas. En ella, la división entre fincas forma una estructura radial que converge en el centro de la manzana y coincide con el semicírculo propio de la planta de estos edificios. Todo indica que los cimientos del antiguo teatro fueron aprovechados para edificaciones posteriores, una vez éste fue abandonado. La comparación con el teatro romano de Pollentia fue definitiva: su planta encajaba totalmente, tanto en diseño arquitectónico como en dimensiones. Han pasado más de diez años ¿qué se ha hecho?

Sería muy conveniente que el Ayuntamiento iniciase los trámites para conseguir que Palma pueda recuperar un patrimonio de época romana de gran valor. Es el único edificio de la época que puede ser excavado: no afectaría a la red urbana, ni sacrificaría edificios de gran valor. No será tarea fácil ni rápida: no solo por las fincas a derribar, sino por la meticulosidad que la tarea requiere. Es un proceso largo: diez, quince años, quizá más. Así fue en otras ciudades. No es obra para inaugurar antes de unas elecciones.

Además, el edificio podría recuperar su antiguo uso: no debería convertirse en un solar vallado y aislado en el centro de la ciudad. La arquitectura de restauración permite reconstruir -con prudencia- si un edificio lo requiere, para que recupere su función. Así fue en Mérida. Y este año finalizará la restauración del teatro romano de Cartagena a cargo de Rafael Moneo ¿por qué no Palma?