24.- La Biblioteca Central de Palma

Diario de Mallorca, 14 de julio de 2007

Hace una semana tomó posesión el nuevo gobierno municipal de Palma, y la nueva regidora de cultura Nanda Ramon ya ha anunciado un ambicioso proyecto: crear la Biblioteca Central de Palma. Sorprendentemente, apenas ha generado debate: se ha hablado mucho más de su decisión de suprimir los Premis Ciutat de Palma en castellano, como si las endémicas carencias de nuestra vida cultural se centrasen en esto. No entiendo por qué el tema de los Ciutat de Palma ha levantado mucha más polvareda que el proyecto bibliotecario, retomando el manido tema de si se margina al castellano, si hablamos catalán o mallorquín, o si el catalanismo nos invade o no.

Nos encontramos ante un ambicioso proyecto que daría un verdadero impulso a la vida cultural cotidiana. A pesar de eso, determinados medios y corrientes de opinión siguen perdiéndose en discusiones polémicas pero inútiles, mientras el panorama cultural balear sigue bajo mínimos. La gestación de una gran biblioteca, según como se encauce, marcaría un hito clave para impulsar el porvenir social y participativo de nuestra sociedad.

La biblioteca de Can Salas de Palma, hoy en día la más moderna y amplia de Mallorca (aparte de las de la UIB), en cualquier otra gran ciudad sería tan solo una biblioteca de barrio o distrito; y sólo tenemos una. Por añadidura fue financiada por el Estado y el Govern balear se limita a gestionarla, de lo que se concluye que en las islas hemos padecido sucesivos gobiernos con una sensibilidad nula hacia este tema.

El gobierno municipal de Aina Calvo arranca con ambición, y un énfasis en el plano cultural muy esperanzador. Veremos que más dicen sobre el tema bibliotecario los consells insulares y el Govern balear, tan pronto como presenten sus líneas de actuación.