43.- Elecciones al Congreso ¿y al Senado?

Diario de Mallorca, 16 de enero de 2008

Hasta hoy se han publicado varias encuestas de las próximas elecciones de marzo. No son muy diferentes entre sí, ya que todas coinciden en dar una ventaja de voto y diputados parecida del PSOE respecto al PP. Su validez y sus análisis son opinables e inexactos, como siempre, según el medio que las publica y el momento en el cual se dan a conocer. Pero en todos los casos son incompletas, porque siempre nos dan resultados del Congreso; nunca del Senado. Su peculiar ley electoral permite resultados muy diferentes a los del Congreso, y con un grado de desproporción muy acusado. A mi parecer, el tema es importante para observarlo con detenimiento.

Examinando dos de ellas, los resultados combinados serían los siguientes. Los 350 diputados del Congreso se repartirían así: PSOE 153-164; PP, 151-162; CiU, 10-11; PNV, 7-9; IU, 5-6; ERC, 5-7; y otros, 5-8. Pero extrapolando estos mismos resultados al Senado, los resultados son sorprendentes. Los 208 senadores se distribuirían así: PP, 105; PSOE, 81; Entesa Catalana, 12; CiU, 4; PNV, 3; CC, 3; e IU, 0.

Es decir: con los mismos porcentajes de voto, pasamos de una ligera ventaja socialista a una victoria popular de casi 25 escaños, y con mayoría absoluta. Además Izquierda Unida desaparece totalmente, a pesar de tener un 5% de voto. Después, al sumar los senadores designados por las autonomías, el resultado total (259 senadores) sería el siguiente: PP, 126; PSOE, 98; Entesa Catalana, 16; CiU, 6; PNV+EA, 5; CC, 4; Otros, 4; e IU, 0. Los populares no llegarían a la mayoría absoluta, pero crecería su ventaja respecto a los socialistas. Izquierda Unida continuaría fuera.

Debido a la peculiar ley electoral del Senado, el PP ostentaría la mitad del hemiciclo aunque no ganase ni en votos ni en diputados en el Congreso. Superaría al PSOE en casi 30 escaños, con la mayoría absoluta en el aire y convertiría el Senado en un contrapoder a su favor si Zapatero formase gobierno. Y luego surgen voces que proponen cambiar la ley electoral del Congreso, porque no es proporcional y favorece minorías nacionalistas ¡encima!

Para unos y otros, las Islas serán claves a nivel estatal. Si las coaliciones de izquierdas y nacionalistas que se presentan en las Pitiusas y Menorca no consiguieran imponerse, el resultado del PP podría ser mayor. En cambio, en Mallorca los populares se impondrán gracias a la absurda temeridad del PSOE de presentarse solo. En fin, cada isla puede valer una mayoría en el Senado.