41.- Paul Potts

Diario de Mallorca, 7 de enero de 2008
Última Hora, 9 de enero de 2008

Paul Potts es un fenómeno de masas en el Reino Unido nacido en el programa "Britain's got talent", uno más de los típicos programas estilo "Operación Triunfo". Multitud de aspirantes desfilaban en la fase previa ante el tribunal de expertos y el público asistente con un nivel desigual, alternándose candidatos de valía con exhibicionistas tan hilarantes como patéticos. Hasta que apareció un tal Paul Potts, diciendo que cantaba ópera. Potts era dependiente de una tienda de móviles, de apariencia desgarbada, mofletudo y movimientos torpes, cabeza torcida y un diente roto: parecía un "friqui" más que buscaba su minuto de gloria haciendo el ganso sin el más mínimo pudor.

Y cantó un "Nessum Dorma" conmovedor, con una carga emotiva impresionante y una técnica más que aceptable (llevaba cuatro años sin cantar), emocionando al público y al propio tribunal. Así superó sucesivas rondas hasta llegar a la final en donde se proclamó vencedor, obteniendo un premio de cien mil libras, un contrato discográfico y una actuación ante la reina de Inglaterra. En julio apareció su disco "One chance", con temas de ópera, musical, y canciones. Nada más salir fue número uno en ventas, vendiendo diez veces más que los siguientes diez discos más vendidos. Un fenómeno increíble -equiparable a Harry Potter-, máxime tratándose de un cantante lírico.

En España llegó a un 13º lugar en ventas, y luego se desvaneció. Más adelante, Paul Potts actuó en un par de programas televisivos de nuestro país; pero no generó un entusiasmo similar. Aquí sigue siendo impensable que el gran público, a través de los programas estilo "Operación Triunfo", lleguen a dar su apoyo masivo a un nuevo talento vinculado a la lírica: así estamos, saturados de "triunfitos" que no sabemos dónde colocar.