13.- ¿Cámara oculta? Sí, por favor

Última Hora, 6 de mayo de 2007

Últimamente se critica el uso de cámara oculta en reportajes de investigación, acusándolos de perjudicar a personas o colectivos muy determinados. Pues discrepo: la cámara oculta es necesaria en aquellos casos en que es imposible obtener contenidos de gran valor con procedimientos habituales. A escala balear es necesario usarla con otros temas que, por motivos varios, no han sido tratados. Aquí van mis ideas:

1.-Los viejecitos van a votar. Destinatario: personal dedicado al cuidado de ancianos, o centros de disminuidos. Método: grabar las imágenes de personas entregando sobres de voto con la papeleta ya introducida. Objetivo: denunciar manipulación de voto.

2.-La subvención que necesito. Destinatario: responsables de asociaciones. Método: descubrir la necesidad de favores o vinculaciones a un partido para ser o no ser subvencionado. Objetivo: denunciar el clientelismo político.

3.-La libertad de quien paga. Destinatario: trabajadores de los medios de comunicación públicos. Método: dejar constancia de condicionamientos a la libertad informativa y laboral. Objetivo: denunciar la manipulación y la falta de libertad en los medios.

4.-Quiero vender. Destinatario: propietarios de terrenos o fincas. Método: grabar conversaciones con responsables municipales encargados de permisos, licencias, o recalificaciones. Objetivo: mostrar las corruptelas a nivel municipal.

5.-El turismo es un gran invento. Destinatario: trabajadores de hostelería. Método: grabar como dirigentes hoteleros aconsejan votar a determinado partido, bajo amenaza de despido. Objetivo: evidenciar el autoritarismo de parte del sector hotelero.

Ya podemos proveernos de videocámaras y micrófonos para descubrir prácticas ilícitas, delictivas y corruptas. Todo aquello que no se ha investigado, que lo hagan otros. Si no es ilegal ¿qué lo impide, si otros lo hacen?